logo1
Si lo puedes imaginar, lo pudes lograr.
logo2
Psicologia Deportiva
barra

PSICOLOGÍA:

 
 

 

EL SOCIOGRAMA DEPORTIVO
Lic. Darío Mendelsohn
mendelsohn@impsat1.com.ar


El Sociograma es una herramienta que los Psicólogos que trabajan con grupos deportivos deberían utilizar.

Un Sociograma Deportivo es una radiografía grupal, que consta de los siguientes pasos:

  1. Elaboración de las consignas apropiadas
  2. Formulación de las preguntas a todos los integrantes del grupo para que manifiesten sus preferencias o rechazos.
  3. Tabulación de las respuestas.
  4. Confección del diagrama.
  5. Análisis e interpretación del sociograma.

1. Elaboración de las consignas apropiadas

Cuando más amplias y abarcativas, pero al mismo tiempo concretas, sean las consignas dadas, mayores posibilidades tendremos de obtener un valioso material, acerca de la conformación actual del grupo deportivo.

2. Formulación de las preguntas a todos los integrantes del grupo para que manifiesten sus preferencias o rechazos

Las preguntas pueden ser formuladas a cada deportista por escrito, aunque personalmente creo que es más rico hacerlas en forma oral e individual, ya que desde aquí, podemos empezar a obtener información de carácter cualitativo, al observar el modo de hacerlo, el tiempo que se toma, la predisposición con que contesta, etc.

3. Tabulación de las respuestas

Las preguntas pueden ser formuladas a cada deportista por escrito, aunque personalmente creo que es más rico hacerlas en forma oral e individual, ya que desde aquí, podemos empezar a obtener información de carácter cualitativo, al observar el modo de hacerlo, el tiempo que se toma, la predisposición con que contesta, etc.

4. Confección del diagrama

Este paso se refiere a volcar en un diagrama todas las atracciones y rechazos obtenidos en el ítem anteriormente citado.
Hasta aquí, es posible que el Sociograma sea administrado por alguien, que no necesariamente tenga que ser Psicólogo, aunque por supuesto es mucho más beneficios que este instrumento sea llevado a cabo por un profesional avezado en el uso de la técnica. Pero cuando nos ocupamos del quinto y último paso, esto es, el análisis e interpretación del Sociograma, es cuando se torna necesaria, y más beneficiosa la presencia de un profesional a cargo de esta técnica sociométrica.

A partir de aquí se abren distintas instancias, a saber:
Una alternativa, es que un Psicólogo/a especializado sea convocado para la administración de un Sociograma, con las consignas ya preestablecidas, y sin ningún tipo de información adicional, es decir que llega, toma el Sociograma, tabula las respuestas, y entrega el informa a quien corresponda.
Otra posibilidad es que el Psicólogo/a elabore las consignas en conjunto con el entrenador, y éste agregue a su vez información, que surge de su convivencia diaria con el plantel, lo cual seguramente provocará un resultado cualitativo superior a la primera alternativa solicitada. Una tercera instancia, sería que el entrenador establezca un contrato temporal de trabajo con el Psicólogo/a. Por ejemplo: se conviene que por 15 días el Psicólogo/a concurra a todos los entrenamientos, y a dos competencias (una de local y otra de visitante) sumándole así al Sociograma, la observación cotidiana en el ámbito del trabajo, más toda la información que pueda aportar el cuerpo técnico que será de suma importancia a la hora de entregar el informe correspondiente.

El diagnóstico y el pronóstico que a partir de aquí surja, seguramente será más amplio que en cualquiera de las dos formas antes mencionadas.

5. Análisis e interpretación del Sociograma

El objetivo inmediato del Sociograma consiste en facilitar la visión global de la estructura del grupo, y a la vez señalar la posición relativa de cada uno de sus miembros.
Un buen análisis del mismo, permitirá pues, obtener información objetiva y extraer conclusiones. El análisis-lectura del Sociograma, comprende una visión global del grupo y sus distintos subgrupos, y una valoración de cada individuo.
Se podrá observar fehacientemente, el grado de cohesión del grupo deportivo; también podemos inferir acerca de distintos emergentes (el chivo expiatorio, el fastidioso, el aislado, el payaso, etc.), los líderes (positivos y negativos), los grupos pareja, la comunicación entre los distintos subgrupos, etc.
Comparando Sociogramas de un mismo grupo y preguntas realizadas en distintas fechas, se podrá advertir la evolución de la estructura del grupo, la mayor o menor cohesión, el cambio de las posiciones individuales, el mejoramiento o deterioro de algunos vínculos, etc.
También será positivo recabar información acerca de comunicación intra e intergrupal, para junto con el entrenador trazar estrategias, para favorecer la convivencia interna del grupo, que seguramente contribuirá a la optimización del rendimiento, objetivo al que aspiramos todos los que trabajamos ligados al deporte.


Lic. Darío Mendelsohn
Licenciado en Psicología. Psicólogo del Deporte.
Trabajo publicado en la Revista de la Asociación Metropolitana de Psicología del Deporte. Buenos Aires, 1998. Humor gráfico: Caloi. Con el deporte no se juega /2. Ediciones de la Flor, Buenos Aires.

 


foto2

"Y uno de los secretos de nuestro éxito es que, a pesar de ser un grupo de profesionales, mantuvimos intacto el espíritu con que empezamos a jugar al fútbol en nuestros equipos de barrio: Aquel, al más gordo, lo mandamos al arco"

 
 
 
 
nota

"Los ganadores se enfocan en los objetivos, no en los obstáculos."

pie
011 4307-1832 - Av. Patricios 118 - 7o G - (1265) Capital Federal - Argentina - info@psicologosdeldeporte.com - www.psicologosdeldeporte.com