logo1
Si lo puedes imaginar, lo pudes lograr.
logo2
Psicologia Deportiva
barra

PSICOLOGÍA:

 
 

 

DE ESTO NO SE HABLA: Lesiones
Lic. Alejandra Florean
aflorean@psicologosdeldeporte.com

En el deporte en general, sin hacer distinciones, hay temas que son prácticamente tabú.

Se puede entender en algunos deportes tanta superstición? Quizás sí.  Pero no se puede justificar la poca atención o el desconocimiento del cuerpo cuando nos habla.

Específicamente me referiré a las lesiones de deportistas profesionales, las variables en juego  y las consecuencias de las mismas.

Las lesiones son muy importantes dentro del contexto deportivo, no sólo por la inactividad que provocan sino también por todas las consecuencias que traen aparejadas en la vida cotidiana.

El cuerpo para el deportista es la herramienta de trabajo, por lo que bien puede considerarse a la lesión como un accidente de trabajo, ya que el deporte además de ser la profesión es la fuente de ingreso en la mayoría de los casos.

La lesión:

1)  Produce dolor
2)  Restringe las posibilidades de igual funcionamiento
3)  Interrumpe la actividad, a veces por mucho tiempo, lo que por sí lleva a otras pérdidas como ingresos económicos, puesto de juego, rol en el equipo, estatus.
4) También interrumpen las actividades extradeportivas, cambios en la vida personal, y familiar (Ej. no poder vestirse solo, o manejar)
5)  Necesita tiempo de recuperación
6)  Traen consigo experiencias psicológicas que afectan el bienestar del deportista y su entorno. (Irritabilidad, hostilidad, depresiones, dudas sobre su futuro, pensamientos negativos etc.)

Hay varios tipos de lesiones que según su gravedad y el tiempo de recuperación que necesitan pueden diferenciarse en: leves, moderadas, graves o que provocan incapacidad permanente. Todas ellas necesitan un abordaje diferente e individual.

Muchas veces se suele adjudicar a la casualidad o a la mala suerte una lesión, hemos escuchado o leído muchas veces declaraciones como  “ .. Justo ahora que lo vendían...”  o  “ ... Justo ahora que estaba pasando su mejor momento.. “. Quien no recuerda casos como el del delantero de Boca Jrs. Martín Palermo, que cumpliendo su gol Nº 100 a punto de ser transferido a un club del exterior se lesiona con una de las lesiones más duras de sobrellevar, ligamentos cruzados. O el dolor de rodilla de Redondo después de su transferencia a un nuevo club, a la que no le encontraban justificación médica, pero a él le dolía.  O Ronaldo ...etc.

Cuantos casos  vienen ahora a la memoria, casos que en su momento se lo adjudicaron a una suerte de azar y que hoy podemos desde otra perspectiva intentar encontrar algunas variables que pueden hacer más vulnerables a los deportistas.

Hoy la Psicología del Deporte nos pone enfrente variables psicológicas, como la motivación, la impulsividad, la autoestima, el estado de ánimo, el estrés, la agresividad, y nos dice que pueden contribuir  a aumentar o disminuir la vulnerabilidad del deportista a lesionarse, o una vez lesionados nos permite ayudar en los procesos de recuperación y prevención de futuras lesiones.

El estrés es una de las variables más relevantes, puede estar presente en distintos momentos:

a) Antes de la lesión
b) Cuando se produce la lesión
c) Cuando esta internado, y necesita cirugía
d) Cuando están inmovilizados
e) Durante la rehabilitación
f) Cuando se producen recaídas, por falta de mayor tiempo de recuperación
g) Cuando la lesión es permanente

Tomando la presencia del estrés,  previo, durante y después de la lesión y las otras variables nos vemos obligados a hablar de prevención.

¿Cómo prevenir una lesión sino sabemos cuando puede pasar?

En realidad no sabemos cuando un deportista se va a lesionar pero si podemos detectar indicios que nos indiquen el grado de vulnerabilidad a ésta. Si sabemos escuchar al deportista, observarlos en entrenamientos, competencias y abrir canales de comunicación con él seguramente podremos trabajar sobre aquellos puntos que veamos que lo llevan a una predisposición a lesionarse.

Muchas veces los deportistas tienen síntomas o dolores leves, el cuerpo les da una señal de alerta, pero el estar en medio de un campeonato, perder la titularidad, tener presiones externas e internas hacen que no consulte con el profesional, hace que no se dé importancia al aviso, hasta que llega la lesión y lo que quizás representaría 1 semana de recuperación se transforman en meses.

Tampoco se habla sobre la carga de entrenamiento, estrés, problemas personales, altibajos en la motivación, desinterés por la competencia,   ya que hablar de estas situaciones representaría de alguna manera una pérdida, de puesto como titular, de rol en el equipo, o quedar desafectado, con consecuencias  económicas, sociales etc.

Siempre que tengamos que prevenir lesiones debemos considerar la individualidad del deportista, ya que no todos  enfrentan de igual forma la misma situación, ya que no todos cuentan con la misma fortaleza psicológica ante un mismo suceso, pero básicamente deberemos apuntar a:

  • Detectar situaciones estresantes ya sean sociales o familiares
  • Controlar la sobrecarga física, el descanso es muy importante
  • Detectar la influencia de presiones externas e internas
  • Buena alimentación
  • Buen calzado y buen vendaje
  • Condiciones del campo de trabajo y de competencia.
  • Trabajar con aquellos deportistas que sean suplentes, ya que la ansiedad o la sobremotivación por competir puede llevarlo a no medir riesgos.
  • Trabajar con los deportistas lesionados en su recuperación en colaboración con el equipo médico, el entrenador y el resto del plantel.
  • Lograr que el deportista llegue a su recuperación total tanto física como psicológica.
  • Lograr un nivel de comunicación fluido entre entrenador-médico-deportista, de modo tal que ante la primer molestia  se pueda intervenir.

La recuperación de un deportista lesionado no es tarea del Psicólogo solamente sino de todos los que conforman el plantel y cuerpo técnico, es de suma importancia para el jugador no ser una rodilla lesionada o un tobillo lesionado, necesita sentir que sigue teniendo contacto  y un lugar en el equipo.

Ante una recuperación prolongada es importante que el deportista cuente con:

  • Apoyo social
  • Apoyo familiar
  • Ayudarlo a redistribuir su tiempo en estas nuevas condiciones
  • Hacer que participe de entrenamientos, asignarle una tarea, si puede movilizarse.
  • Ayudarlo a que tome conciencia, que él mismo se cuide con los vendajes necesarios y a escuchar su cuerpo.
  • Trabajar sobre su historial de lesiones.
  • Ayudarlo a preparar su regreso a entrenamientos y competencias.

 

Fundamentalmente considero necesario que un DARSE CUENTA a tiempo es la mejor manera de prevenir, que el hablar de lo que le pasa al deportista, de lo que siente, de sus dudas o miedos, abrir al máximo los canales de comunicación son la mejor forma de evitar lo que parecería inevitable....

Hablar y saber escuchar ... Prevenir

 


foto2
 
 
 
 
nota

"Los ganadores se enfocan en los objetivos, no en los obstáculos."

pie
011 4307-1832 - Av. Patricios 118 - 7o G - (1265) Capital Federal - Argentina - info@psicologosdeldeporte.com - www.psicologosdeldeporte.com