logo1
Si lo puedes imaginar, lo pudes lograr.
logo2
Psicologia Deportiva
barra

PSICOLOGÍA:

 
 

 

LA EVALUACIÓN DE PERSONALIDAD: El MIPS y su utilidad en el fútbol
Lic. Gabriela Casarico
gcasarico@psicologosdeldeporte.com

Wilkinson (1982), “el análisis de las prestaciones de los jugadores y de los equipos de fútbol se realiza exclusivamente mediante la intuición de los entrenadores, lo que conlleva una elevada subjetividad y poco valor científico. A partir de dicha cita se intentará precisar cuál podría ser el beneficio de una evaluación de personalidad en el deporte.

Conceptualización de la personalidad:
Existen diversos enfoques para poder comprender  las características de la personalidad.
ENFOQUE DEL RASGO:
Da por supuesto que los rasgos de personalidad son relativamente estables, es decir que no varían a lo largo de diversas situaciones. El individuo así actuaría independientemente del contexto en el que se halla.
ENFOQUE SITUACIONAL:
Se sostiene que la conducta está determinada por el entorno o por las situaciones que el individuo experimenta, es decir que el ambiente modelaría la conducta.
ENFOQUE INTERACTIVO:
Desde este enfoque la conducta sería el resultado de una interacción entre la persona y la situación.
Es decir que para la comprensión de las conductas es necesario conocer tanto la situación como los rasgos psicológicos de los individuos.
Los sujetos son el resultado de algo integral.
Para estudiar la conducta, la mayoría de psicólogos del deporte y el ejercicio físico prefieren el enfoque interactivo. Bowers observó que la interacción entre las  personas y las situaciones podría explicar el doble de conductas que las situaciones o los rasgos por sí solos. El enfoque interactivo requiere indagar sobre el modo en que las personas que practican deporte o ejercicio físico reaccionan individualmente en contextos concretos”

La personalidad interactúa con el medio, el entorno y entonces se modifica.
No es una suma de elementos, sino el resultado de las interacciones, de un proceso que trasciende al individuo. No se la puede pensar como algo estático a lo largo del tiempo, es decir que para comprenderla  se requiere de un análisis del contexto.
Concepciones teóricas de Theodore Millon sobre los estilos de personalidad:
“El concepto de estilos de personalidad está cada vez más presente cuando tratamos de entender cómo se comporta el ser humano, por qué se comporta así y por qué se producen diferencias entre distintas personas a la hora de enfrentarse a los mismos o semejantes ambientes, retos, estímulos, problemas, etc “

En la actualidad entender a la personalidad desde el punto de vista psicológico implica suponerla como un grupo de características que se relacionan y son en gran medida constantes, manifestándose casi de manera automática en las conductas.

El estudio de la personalidad ha sido enfocado desde dos posturas en las últimas décadas del siglo XX : nomotética e idiográfica. La primera (Allport, 1973) propone un estudio en términos generales, no centrándose así en la particularidad del individuo. Así la personalidad puede ser descrita en relación de la desviación individual respecto de un valor grupal. La segunda perspectiva (Murray, 1938), la idiográfica, pone énfasis en lo individual y singular de cada individuo, sin dejar de remarcar que la personalidad es lo que hace que un sujeto sea único y se diferencie de los demás, desde esta posición, la personalidad siempre se explicará y comprenderá en relación a una mirada biográfica.

La concepción de T.  Millon: Este autor considera su noción acerca de la personalidad como integradora, ya que para él son necesarios tanto las perspectivas generalizables como las que, se preocupan de un caso en particular. Considera relevante integrar los sistemas nomotéticos e ideográficos.

La personalidad así puede ser entendida como un estilo distintivo de adaptación que un organismo muestra en su relación con el contexto.
Millon va a proponer el estudio de la personalidad en función de tres ejes centrales: metas motivacionales, procesos cognitivos y vínculos psicosociales.

El instrumento para evaluar la concepción acerca de la personalidad de Millon pretende ser una medida aplicada a sujetos normales, con el fin de evaluar rasgos y estilos de carácter.
El modelo teórico de Millon plantea una concepción integradora de la personalidad dependiendo ésta de la manera en que el sujeto interactúa con el entorno. La adaptación del individuo queda definida subjetivamente.  Así una teoría de personalidad, hoy debería incluir una teoría de la emoción, de la motivación y de la cognición, incorporando procesos concientes como inconscientes.
Los rasgos siempre nos otorgan datos de las convergencias y recurrencias, de lo más estable de la personalidad, por lo tanto se debería acompañar estos resultados con los de las metas motivacionales en los sujetos, ya que  éstas explican las inconsistencias, los actos irracionales y repentinos de las personas. Las motivaciones son implícitas, no concientes y las que regulan el porqué de las conductas efectivas de los sujetos
 
Inventario de estilos de personalidad MIPS.
Las características del cuestionario son las siguientes:
Son 180 ítems a responder  Verdadero o Falso.
El nivel de educación necesario para responder es el del equivalente a primer año de la escuela secundaria
La mayoría de los sujetos emplean 30 minutos para responderlo
Consta de 24 escalas agrupadas en 12 pares

Para poder pensar la personalidad desde un enfoque interactivo a la evaluación del MIPS se la acompaña con la observación repetida, con el método clínico (estudio de cada deportista de manera individual, empleando la observación, las entrevistas y el registro de la actividad del sujeto de manera natural).Es necesario pensar a cada deportista en cada deporte en cada competencia y su entorno.
Los tests no se deben utilizar con el fin de seleccionar a los miembros de un equipo o descartar a otros si no son  acompañados de toda la información que hace al contexto del deportista como la observación y las  evaluaciones de rendimiento.

DIFICULTADES DE LA EVALUACIÓN:
La dificultad metodológica se basa en la dificultad de adaptar un marco teórico a este enfoque interactivo de personalidad.
Se han realizado varias investigaciones que apuntaron a resaltar rasgos de personalidad en deportistas de elite pero fracasaron porque no han tenido en cuenta el contexto, simplemente los rasgos.
PROBLEMAS METODOLÓGICOS:
Según F. Ucha en su libro “La valoración de la personalidad en deportistas” los problemas metodológicos al investigar personalidad pueden dividirse en cuatro grupos:

  • Peculiaridad del deporte como actividad: al ser el objeto de estudio el hombre en acción, se modifica constantemente.
  • La relación de lo general y lo singular de los eventos deportivos: cada evento deportivo presenta un conjunto de propiedades y vínculos específicos que poseen carácter individual. El desarrollo en psicología general omite estos caracteres particulares. Ejemplo de ello es la toma del test Touluse – Pieron para evaluar la concentración, si no se toma en cuenta las distintas actividades deportivas (natación, gimnasia, voley) los resultados serán  muy contradictorios ya que en cada actividad la relación de la atención-concentración varía en duración, intensidad y cualidades implicadas. NECESIDAD: desarrollar técnicas específicas a la exigencia de cada evento deportivo
  • EL PAPEL DE LOS FACTORES AMBIENTALES EN LAS INVESTIGACIONES EN EL DEPORTE:Los factores situacionales tienen un amplio significado en el deporte ligado a la competencia. Intervienen tres tipos de factores situacionales: las condiciones  particulares de cada deporte (son las más estables), las condiciones dadas por la competencia como el estrés, publico, jugar de local o visitante ( estas condiciones varían según la competencia, es decir son menos estables) y por último las condiciones ocasionales, los imprevistos como accidentes, clima, estado de la cancha ( son irregulares y difícil de predecir) Este problema de los factores ambientales es un reto a la validez de las investigaciones. NECESIDAD: adaptar las técnicas para obtener un control más detallado de los factores implicados
  • EL NUMERO LIMITADO DE SUJETOS EN LOS ESTUDIOS: Lo resultados estadísticos son válidos para muestras pequeñas.

La evaluación de estilos de personalidad en el ámbito laboral y el deportivo: La búsqueda de un rendimiento óptimo
Durante mucho tiempo se pensó que la evaluación de personalidad en el ámbito del trabajo era un indicador muy precario del futuro rendimiento ocupacional. Algunas posturas recientes  en contraposición con las anteriores sostienen que dicha evaluación puede llegar a ser útil al momento de pronosticar  conductas futuras en los contextos laborales.
Aquello que realmente le interesa a un gerente o a un director de empresa cuando tiene que contratar personal es la predicción que se hace de la conducta del individuo para el puesto en cuestión. No le interesan los aspectos específicos de su conducta, sino en líneas generales, el estilo o tendencia de su comportamiento. Es decir  cómo se comportará en un determinado ambiente de trabajo: ¿Este vendedor se frustrará si siempre le dicen no?¿Esta persona que administra dinero será escrupulosa y honesta? ”

Del mismo modo se puede pensar a un entrenador preguntándose ¿Este jugador se frustrará ante un resultado adverso? ¿Este arquero podrá resistir la presión de una definición por penales? ¿Aquel jugador soportará jugar un partido que defina un torneo?

Se sostiene que en ámbitos laborales que son muy estructurados y poco ambiguos la evaluación de personalidad no adquiere mucha importancia, ya que la conducta va a responder más a la demanda de la situación que a los propios rasgos de personalidad. Por lo tanto, en los ambientes muy estructurados  la evaluación de personalidad no resulta muy útil a nivel de la predicción.
Sin embargo los ambientes más ambiguos, cambiantes, con diversas demandas dejan el espacio para que las diferencias personales se muestren y la personalidad se manifieste.
La única dificultad que surge es que la utilidad  y ventaja de utilizar el inventario de personalidad radica en poder relacionar personalidad y algún criterio ocupacional de modo efectivo.  Traducido esto al ámbito del deporte sería poder pensar en los estilos de personalidad y rastrear algún rasgo específico en relación al buen rendimiento en el deporte en este caso el fútbol.
El deporte en general y el fútbol en particular plantean un contexto ambiguo, con estímulos cambiantes, no estático, por lo tanto la evaluación de personalidad puede pensarse de gran utilidad ya que se trata de un territorio en  el que las conductas van a depender más de los estilos de personalidad de los sujetos que de su entorno.
El inconveniente surge cuando se trata de descubrir cuáles serían los rasgos deseables  para alcanzar un buen rendimiento deportivo en los futbolistas para poder luego pensar la evaluación a modo de predicción.
Con ése objetivo se administró el MIPS , es decir a manera de estudio exploratorio.
Los estudios exploratorios sirven para familiarizarse con fenómenos relativamente desconocidos, obtener información sobre la posibilidad de llevar a cabo una investigación mas completa sobre un contexto particular de la vida real, identificar conceptos o variables promisorias, establecer prioridades para investigaciones posteriores o sugerir afirmaciones (postulados) verificables . este tipo de estudios  en pocas ocasiones constituyen un fin en si mismos, .”por lo general determinan tendencias, identifican relaciones potenciales entre variables y establecen el 'tono' de investigaciones posteriores más rigurosas" (Dankhe, 1980, p. 412).  Se caracterizan por ser más flexibles en su metodología en comparación con los estudios descriptivos o explicativos, y son más amplios y dispersos que estos otros dos tipos. 
La  primer parte de este estudio exploratorio consistirá en tratar de rastrear si se pueden identificar rasgos  que diferencien a los jugadores que mejor rendimiento tienen de los que no. También y como segunda parte si hay rasgos que diferencien al futbolista de la población de hombres en general.
Se administró el MIPS a un grupo de jugadores seleccionados como los  que mejor rendimiento tenían, con el objetivo de poseer algún conocimiento de sus rasgos de personalidad para un mejor entendimiento de los mismos y de sus conductas y hacer un rastreo acerca de la relación rasgo de personalidad- rendimiento deportivo.
El conocimiento de la personalidad puede ayudar al entrenador, profesor en lo que respecta a la relación con los jugadores, es decir, por ejemplo si un jugador se deprime fácilmente lo mejor será alentarlo ante cada fracaso, si un jugador es muy introvertido es difícil que pida ayuda si la necesita, entonces hay que acercarse para ver cómo ayudarlo.
El conocimiento del deportista ayuda a la comprensión de sus conductas y por lo tanto mejora la convivencia y el trato con el mismo.
Ningún test o inventario psicológico puede predecir el éxito deportivo de un jugador ó equipo, pero se trató de  hallar rasgos que se repitieran o se diferenciaran para poder ubicar algún punto en común, ya que se trata de un seleccionado de jugadores que son los que generalmente poseen mejor rendimiento. Las preguntas que guiaron la evaluación fueron  “¿Hay rasgos que puedan identificar a los jugadores de superior rendimiento?”
RESULTADOS DE LAS EVALUACIONES RESPONDIENDO LA PREGUNTA PRECEDENTE:
Análisis por áreas:

  • Estilos cognitivos:

La evaluación arrojó resultados muy diversos en los pares   Reflexión / Afectividad, Sensación / Intuición, Extroversión/ Introversión, dando cuenta de que no es característica que se repita en jugadores con buen rendimiento el ser respetuoso o ser rebelde, el estilo de procesar la información y de recogerla,  como tampoco un estilo de pensar y tomar decisiones reflexivo o subjetivo.

  • Metas Motivacionales:

En estas escalas sí se pudo observar puntajes muy altos y similares en la mayoría de los jugadores en  escalas como:
Modificación:   dando cuenta de jugadores que no son  indiferentes al momento de  hacerse cargo de una tarea. No esperan que las cosas sucedan, sino se encarga ellos mismos  activamente. Poseen iniciativa y ponen empeño en modificar su vida. No son personas despreocupadas por sus cosas y les gusta hacerse cargo de las tareas que emprenden.
Apertura: se puede pensar como característica de los jugadores que poseen mejor rendimiento también el ser optimista, no esperar siempre lo peor, poder disfrutar de los momentos que brinda la vida.
Por lo tanto podría pensarse que se repiten los rasgos  de alguien con empeño en realizar tareas, que no es indiferente, que posee mucha iniciativa, que modifica su entorno sin esperar que los demás resuelvan las cosas por él.
Estos dos rasgos que se observaron en toda la muestra podrían dar cuenta de características de los jugadores de mejor rendimiento, y ambos se relacionan con la autoconfianza, ésta entendida como “la creencia de que se puede realizar satisfactoriamente una tarea”
Si se duda, si se cree que las cosas saldrán mal, se espera pasivamente y no se hace nada para modificar el entorno seguramente se crea lo que se conoce como profecía autorrealizada, es decir ayudamos a que pase algo si lo esperamos.
Esta evaluación tendría como meta también  el sondeo de casos en los que no se hallan estos rasgos y poder trabajar con distintas técnicas como por ejemplo condicionamiento operante, modelado, práctica imaginaria, detención de pensamiento, sustitución de pensamientos negativos por positivos, autodiálogo, resolución de problemas y demás técnicas cognitivas, para poder modificar las falencias , es decir buscar  un buen rendimiento mejorando ciertos rasgos.
Ya que algunos autores piensan que “… los pensamientos inadecuados conducen a emociones negativas…, todo este proceso conlleva un bajo rendimiento …existe un modo de pensar distinto para los “vencedores” . Los deportistas más destacados tienen confianza en sí mismos, lo cual es consecuencia de un pensamiento positivo y adecuado. Ante una competición o reto piensan “puedo hacerlo” , no minimizan sus habilidades” ,
Williams, dentro de las características psicológicas del alto rendimiento ubica una serie de condiciones mentales y físicas con las que los atletas describieron sus sensaciones al realizar algo que era extraordinariamente bueno. Entre tales sensaciones se encontraban   “confiado y optimista  una actitud positiva, sentimientos de autoconfianza y optimismo”
Se puede apreciar así una analogía con los rasgos hallados en los jugadores de mejor rendimiento deportivo.

  • Relaciones interpersonales:

En relación a este grupo de escalas estimadas,  para evaluar  si el modo de relacionarse con los demás es de retraimiento, de comunicativiodad, de sometimiento .Los resultados de los pares de escalas: Retraimiento / Comunicatividad, Vacilación / Firmeza, Discrepancia / Conformismo manifiestan que no se repiten puntajes  significativamente en los jugadores.
Varían mucho sus características ya que hay solitarios, callados, simpáticos extrovertidos, introvertidos, por lo tanto no se podría afirmar que debe existir una buena relación interpersonal  o que existe un modo ideal de relación interpersonal para obtener buen rendimiento en un deporte en equipo. Ya hay investigaciones que diferencian la cohesión social (grado de atracción interpersonal entre los  individuos de un grupo) y de tarea (cuando el grupo trabaja unido para alcanzar un objetivo en común) aclarando que para obtener buenos resultados no es necesario que el grupo se lleve bien.
No siempre podemos atribuir el éxito a la cohesión de equipo, algunos equipos ganan a pesar de su evidente falta de cohesión”
Esto es lo que se pudo identificar con los rasgos analizados de estos deportistas.

Quedará como investigación en vistas al futuro delimitar de una manera definida  los rasgos que se repiten en futbolistas con buen rendimiento y luego  rastrear si el inventario puede utilizarse a modo de predicción.


foto2
 
 
 
nota

"Los ganadores se enfocan en los objetivos, no en los obstáculos."

pie
011 4307-1832 - Av. Patricios 118 - 7o G - (1265) Capital Federal - Argentina - info@psicologosdeldeporte.com - www.psicologosdeldeporte.com